En España, el ayuntamiento de Barcelona está enfocado en crear una ciudad inteligente. Desde el 2011, ha comenzado un programa que abarca aproximadamente 122 proyectos clasificados en 22 categorías que abarcan el manejo de la ciudad, el manejo de los recursos como el agua, la luz y la basura, y programas que cubren la innovación. [1]

La estrategia de Ciudad Inteligente de Barcelona resalta la importancia de las soluciones tecnológicas y el uso de las plataformas que manejan los servicios transversalmente. Esto ayuda a lograr el objetivo de crear soluciones eficientes y coordinadas. Para lograrlo, es necesario entender que las telecomunicaciones y la plataforma urbana, son dos de los 22 programas que más importancia tienen en la estrategia de esta ciudad.

La ciudad de Barcelona es una de las principales que está liderando el tema de las “ciudades inteligentes”. Y la rápida urbanización de nuestro planeta nos ha hecho pensar que esta terminología podría ayudarnos a tener ciudades más organizadas.

Por esta razón, las ciudades inteligentes se han convertido en uno de los temas a tratar en las agendas políticas de los mandatarios del mundo. Las ciudades inteligentes pueden traer oportunidades increíbles para mejorar el bienestar y el progreso económico de los ciudadanos. Si quieres saber más sobre las ciudades inteligentes, puedes visitar nuestro blog.

La estrategia de Barcelona

En el 2011, empezó la estrategia de Barcelona para crear una ciudad inteligente con una estrategia IT que introducía nuevas tecnologías de manera innovativa, para mejorar la operación y el manejo de la ciudad. [2] El objetivo genera es desarrollar el crecimiento económico y fortalecer el bienestar de los ciudadanos.

La estrategia de Barcelona se alinea con la estrategia de la Unión Europea “Horizonte 2020”, que busca crear un camino para el desarrollo más sustentable, inteligente e inclusivo. [3] La estrategia de esta ciudad es organizar el lugar, integrar a las personas, e integrar las compañías privadas con la administración pública.

El proyecto se enfoca en replicar procesos que hacen que la ciudad sea más cercana para los ciudadanos con iniciativas de open data, la cual ofrece información valiosa a las personas y las compañías. [4] El sistema operativo de la ciudad cuenta con una capa de datos y soluciones que se manejan con módulos de open source y soluciones de ciudades inteligentes que, conectados entre sí, operan los datos de Barcelona. [5] Al conectar los datos con las personas, se pueden crear cimientos productivos y recolectar datos e indicadores, lo que hace que la gente construya su propia ciudad.

El propósito de tener una ciudad inteligente

El propósito de la ciudad de Barcelona es generar un crecimiento sustentable, mediante iniciativas relacionadas con la iluminación inteligente, movilidad, y energía de los residuos. [6] Por esta razón, el plan estratégico se enfocó en desarrollar alianzas entre la empresa privada y la pública, por ejemplo, con compañías como CISCO, IB, Philips, SAP, entre otras, y las universidades de i2CAT, CESCA y el instituto de tecnología de Dublín, y finalmente, con el Banco Mundial, la Comisión Europea, y Naciones Unidas, específicamente UN Hábitat. [7]

El objetivo de crear estas alianzas es comprometer todos los actores posibles en el proceso de modernización de la ciudad. [8] Por otro lado, el consejo de la ciudad de Barcelona, trabaja de manera cíclica en un modelo innovativo para proveer nuevos servicios a los ciudadanos que puedan integrar con sus hábitos diarios, por ejemplo, el parqueo inteligente.

Las manzanas, la clave de una ciudad inteligente

En la ciudad, se han creado unas “supermanzanas”. El objetivo es de liberar las calles del ruido y de la contaminación y el tráfico. [9] Hoy en día, hay sólo seis supermanzanas, pero el objetivo general es crear una ciudad llena de éstas. Estos bloques urbanos se componen de nueve manzanas adyacentes. En el centro, se permiten pocos carros que pueden transitar a una velocidad de 10 km/h. [10]

Los propietarios tienen zonas delimitadas para parquear los autos, en unos parqueaderos subterráneos, lo cual ha presentado problemas porque hay personas que prefieren parquear frente a sus casas. Además, hay propietarios de negocios que se preocupan por la falta de personas que transiten cerca de sus tiendas. [12]

Las supermanzanas son realmente innovativas, por lo que otras ciudades están imitando el concepto, por ejemplo, Seattle, en Estados Unidos, está aplicando un concepto similar. Los autos ocupan hasta el 60% de espacio público de la ciudad, de acuerdo a Janet Sanz, la vicealcaldesa urbana de Barcelona, en una entrevista con BBC. [13]

Información personal, la clave de una ciudad inteligente

Suena increíble lo que están creando en Barcelona, pero ¿cómo lo hacen? Es un tema que crea mucha controversia: la información personal. Para que Barcelona sea una ciudad inteligente, necesita entender cómo se maneja la gente en la ciudad. Los datos se toman a través de cámaras de vigilancia, sensores e incluso redes de telecomunicaciones. [14]

De acuerdo con la municipalidad, la información de los ciudadanos, generada en la esfera digital pública, debe ser reconocida como un activo público e individual. [15] La información para mejorar la ciudad viene de los ciudadanos, su experiencia, su conocimiento, y sus movimientos. La municipalidad asegura que es necesaria la recolección de datos para ayudar a la ciudad; no se trata de vigilar a la gente, sino de integrarlas al cambio.

Para el 2020, se impulsarán algunos proyectos piloto, por ejemplo, el de generar energía sostenible a partir de las superficies de las calles, [16] y otro para ayudar a las personas mayores. [17] El segundo es muy importante. En Barcelona, la ciudad inteligente, se enfoca mucho en la inclusión y la diversidad, y tomará en cuenta las minorías, especialmente aquellas con discapacidad, las mujeres, y otros grupos previamente ignorados. [18] La ciudad se está diseñando que funcionan realmente para hombres de élite y no para todas las personas que viven ahí.

La estrategia 2020

La estrategia general del 2020 para que Barcelona sea una ciudad inteligente, es la que se habló en la conferencia de Coalición de ciudades para los derechos digitales. [19] Los derechos digitales, son como los derechos humanos del mundo del internet y la tecnología. [20]

Éstos se enfocan en garantizar los derechos a las personas, como el de la privacidad. Esta conferencia fue creada por las ciudades de Barcelona, Nueva York y Ámsterdam, con el propósito de crear leyes, herramientas y recursos para proteger los residentes y visitantes.

Finalmente, las ciudades buscan crear medidas para proteger y promover los derechos digitales que permite a los residentes controlar la información personal que comparten. [21]

Bibliografía

Déjanos tus comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.