¿Cómo podría beneficiarse la Corte Penal Internacional con la Inteligencia Artificial? Al inicio del 2020, comenzamos con la noticia sobre una posible guerra entre Irán y Estados Unidos. Con tantos conflictos internos e internacionales, podemos pensar que la tecnología nos pueda ayudar a identificar los crímenes de guerra causados durante las guerras. Para poder alegar que se han cometido crímenes de guerra en un conflicto, sea interno o internacional, son necesarias las pruebas. Sin embargo, éstas son muy difíciles de obtener. Normalmente, se adquieren cuando los reporteros logran estar presentes en los conflictos, pero esto los pone en peligro. Ahora, gracias a la Inteligencia Artificial, podremos obtener evidencias sin arriesgar la vida de nadie.

Ya que la tecnología ha ayudado a tantos aspectos de nuestra vida, nos ha simplificado muchos procesos, nos ha ayudado en simplificar los procesos de recursos humanos, a descubrir nuevas galaxias, a desarrollar industrias creativas como la música, etc. y nos puede ayudar también a ;identificar crímenes graves que se cometen durante un conflicto, donde ninguna de las partes quiere reconocer si ha atacado a los civiles o ha lanzado bombas a los hospitales, lo cual es un crimen de guerra. La idea es una iniciativa de la Universidad de Swansea en Reino Unido, en conjunto con un número de grupos de derechos humanos.

Archivo Yemení de Inteligencia Artificial

En el 2015, Arabia Saudita condujo un ataque aéreo en Yemen por miedo a que el poder chiita en la región. [1] Esta intervención, inspiró a otros ocho países a atacar a Yemen en las semanas subsiguientes. Ya han pasado cinco años y los ataques continúan. En este tiempo, se estima que ha habido nos 20,000 ataques aéreos que han matado a cientos de miles yemenís han destruido propiedad privada, hospitales, y monumentos culturales. [2] Este tipo de ataques violan el derecho internacional humanitario, amparado por los Convenios de Ginebra.

Éstos se procesan frente a la Corte Penal Internacional (CPI) y se castiga a los perpetradores por crímenes de guerra. Para poder identificar estos ataques, en el pasado, se usaba a los periodistas, pero hoy en día, las redes sociales son la nueva fuente de información en este tipo de situaciones, ya que son las mismas personas las que suben los vídeos y las fotos de los ataques que reciben.

Ahora, una idea innovativa para identificar estos crímenes sin poner en riesgo ha nacido, la AI como la solución para la Corte Penal Internacional. Fue creada por la Universidad Swansea de Reino Unido y ha convencido al sistema judicial de integrarlo como alternativa. La plataforma “Archivo Yemen” empezó a tomar información desde el 2017 compuesta de vídeos y fotos documentando abusos, incluyendo información brindada directamente de periodistas y civiles que vienen de plataformas de información como redes sociales o páginas web de noticias. [3] Estos vídeos se mantienen en un blockchain que no puede ser manipulado y que, al ser crucial, puede ser borrada por otros actores.. [4] Si quieres saber más sobre el blockchain, puedes leer nuestro artículo.

El rol de la Inteligencia Artificial en la Corte Penal Internacional (CPI)

Este experimento se desarrolla a partir de la inteligencia artificial de un algoritmo entrenado para identificar y analizar la información de los ataques aéreos realizados en Yemen. Los teléfonos inteligentes y las redes sociales, al igual que los mapas participativos (como Waze), permiten a los testigos de estos crímenes de guerra de capturar todas las violaciones a los derechos humanos y compartir su información en tiempo real. Estas imágenes crean evidencia potencial para las investigaciones de cada crimen.

El algoritmo identifica cada imagen y la guarda en una categoría de cada crimen y aprende a reconocerlo en futuras fotos o vídeos. Es un trabajo bastante demandante ya que las personas que lo hacen ven imágenes fuertes todo el tiempo y les causa trauma; sin considerar todo el tiempo que les toma. De acuerdo con el proceso de rendición de cuentas, esta información no es suficiente, de acuerdo a Yvonne McDermott Rees, profesora en la Universidad de Swansea. [5] Las evidencias visuales pueden demostrar si un arma utilizada en guerra es ilegal, y demuestra el por qué un crimen es un crimen, por ejemplo, ataques dirigidos a civiles o ataques desproporcionados. [6] De esta misma manera se realizaron los algoritmos que encontraron el agujero negro en abril del 2019. Para más información sobre el descubrimiento, puedes leer nuestro artículo.

Imagen obtenida en: https://www.technologyreview.com/2020/06/25/1004466/ai-could-help-human-rights-activists-prove-war-crimes/

Las máquinas de inteligencia artificial se han enfocado en aprender a identificar los trozos de una particular bomba, la BLU-63, lo cual podría encontrar evidencias claras mucho más rápido. [7] El experimento de la universidad desarrolló una manera para identificar los efectos de las bombas y clasificarlos por el tipo de bombas que se usaron. [8] Por ejemplo, el proyecto se está enfocando en encontrar armas ilegales en Reino Unido. Las bombas de racimo, las armas explosivas que rocían explosivos al impacto que son prohibidas en más de 108 países. [9] Las armas BLU-63 son raramente precisas y, al ser ilegales, no hay mucha información sobre ellas. El equipo de investigación creó un modelo 3D del BLU-63 para enseñarle al algoritmo a identificarlo en los vídeos y fotos de las redes sociales.

Desafíos de la Inteligencia Artificial

Expertos humanitarios creen que es importante verificar el filtro de la selección de las fotos antes de asegurarnos que podemos usarlas como pruebas en una corte, especialmente una tan estricta como la Corte Penal Internacional. [10] No es común para las organizaciones humanitarias presentar documentación que no sea suficientemente contundente. Amnistía Internacional, por ejemplo, tiene un terabyte de información de posibles violaciones de derechos humanos en Myanmar. [11]

Otro ejemplo, es cuando se buscan los ataques a los hospitales, un puesto sagrado para todos los bandos que participan en la guerra. Tener un vídeo de este tipo de ataques ayuda a reforzar los casos presentados a la CPI. [12]

Imagen obtenida en: https://www.technologyreview.com/2020/06/25/1004466/ai-could-help-human-rights-activists-prove-war-crimes/

La Inteligencia artificial es la solución para la CPI, la guía de investigación, Archivo Sirio – parte del Archivo Yemení – logró obtener información valiosa sobre los ataques sistemáticos a hospitales durante el conflicto en Siria y pueden ser importantísimos para futuras demandas frente a la CPI. [13] Este tipo de tecnología puede arreglar el sistema judicial internacional que toma tanto tiempo, especialmente cuando se busca encontrar evidencias que se han cometido durante un conflicto. Esto sucede porque los gobiernos y autoridades esconden evidencias para encubrir los crímenes que se cometieron.

Bibliografía

Déjanos tus comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.